“Glow natural” de Esika, la paleta que ilumina tu rostro

La última tendencia en maquillaje es llevar un look natural, cero sobre cargado, pero si con muchísima iluminación. Este último paso le otorga vida a tu rostro y además hacer ver tu piel radiante y saludable. Obvimente, la marca Esika, quiso estar a tono con esta tendencia y lanzó hace algún tiempo su paleta de iluminadores “Glow natural”. La estuve probando algunas semanas y hoy te cuento mi experiencia en esta nota.

Sobre la paleta Glow Natural de Esika

El nuevo Polvo Iluminador “Glow Natural” se hace sencillo lograr un rostro fresco, juvenil y radiante. El polvo consiste en una paleta que viene en tres tonos, cada una de ellas trae una gama de colores que combinar con todas las pieles, entregando luminosidad a las áreas del rostro que deseas resaltar.

Su tecnología color & highlighting effecs tiene la mezcla exacta de partículas de color, que permite que cada tono se funda perfectamente con la piel dejando una textura ultra sedosa y pigmentos luminosos que toman la luz y la devuelven como
luminosidad y radiancia natural. Además, cuenta con ingredientes naturales que mantienen la hidratación de la piel.

Mi experiencia

Desde el año pasado que amo los iluminadores, siento que le dan vida a mi piel cada mañana y me dan un toque mucho más fresco y radiante; por lo que cada vez que puedo, pruebo alguno con la intención de encontrar la fórmula perfecta que se asemeje más a mi tipo de piel y a lo que quiero lograr.

Para mi, los iluminadores no son todos iguales, ni mucho menos todos cumplen el mismo propósito. En mi caso, prefiero los iluminadores más fríos: blancos, medios tornasol, o dorado con subtone más frio que cálido. No me gusta la iluminación dorada con subtono anaranjado, creo que va mejor con pieles más morenas o bronceadas; mi rostro está muy lejos de eso.

La paleta de iluminadores “Glow natural” trae una combinación bien bonita para distintos tipos de pieles y distintos propósitos, ya que si estás más bronceada, te da la posibilidad de jugar con tonos de iluminación más cálida y con subtonos anaranjados. Lo bueno es que, en una de las orillas de la paleta trae un iluminador de tono más blanquecino con subtono dorado, precioso que es el que yo uso actualmente en mi maquilaje.

Me gusta porque es bien definido y polvoriento, lo que permite que la aplicación sea bien intensa, pero a la vez muy difuminable con una buena brocha. Qué es lo malo, que al ser tan polvoriento, no dura mucho ni en el rostro ni en la paleta. Lo he intentado fijar de varias maneras, con agua thermal, agua de rosas y fijadores, pero no resiste lo que yo necesito que resista, al menos medio día, pero si deja un tono muy bonito y fresco en la piel, así que lo retoco al menos 1 vez al día.

Sobre el resto de la gama de colores, la verdad es que casi no los ocupo, creo que son demasiado anaranjados y me dan un look muy sobre cargado, tal vez no he sabido darles utilidad, pero vez que pruebo, no termina de convencerme.

Dónde pueden encontrar esta paleta

Este polvo lo puedes encontrar en www.esika.com o pedirlo a alguna consultora Ésika, además en las redes sociales de la marca podrás encontrar un seria de tutoriales de cómo aplicarlo como una profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *