La nueva liposucción no invasiva que revoluciona el mercado

Diseñado para tratar la grasa de múltiples zonas del cuerpo mediante un sistema de enfriamiento controlado, el tratamiento de Criopolisis de Cooltech dispone de diferentes aplicadores creados para adaptarse a todas las zonas corporales permitiendo realizar una remodelación completa de la figura.

El tratamiento de Criopolisis de Cooltech (consiste en destruir los adipocitos) está diseñado para esculpir y rediseñar la figura de forma integral. Para conseguir este objetivo, Cooltech trabaja con diferentes aplicadores que se adaptan a todas las áreas del cuerpo y que trabajan con una temperatura de hasta -8ºC. Es un tratamiento mayoritariamente indoloro, no invasivo y definitivo para la eliminación de las células adiposas.

El tratamiento de reducción por Criolipólisis se basa en el concepto de congelación localizada de las células grasas y se estima que en una sesión puede eliminarse desde un 35% a un 42% de la grasa tratada. En una misma zona, pueden hacerse un máximo de 3 sesiones y entre ellas deben pasar al menos 6 semanas. En cambio, el mismo día sí pueden realizarse varios tratamientos en distintas zonas.

“Se logra así una muerte programada de estas células, científicamente conocido como proceso de apoptosis. Esto trae como resultado una disminución significativa de la grasa localizada, siendo eliminada naturalmente por nuestro cuerpo”, asegura Alejandra Balieiro. kinesióloga y especialista dermatofuncional de Clínica Corporea. 

Con el tratamiento Cooltech se pueden conseguir resultados similares a una mini lipo pero con una gran diferencia: el proceso de Criolipólisis no es invasivo. Con este tratamiento el paciente no necesita de anestesia, ni pabellón y menos aún un tiempo de recuperación. Puede retomar sus actividades diarias el mismo día que se realiza el tratamiento y no se genera el dolor agudo que significa una cirugía. Por otra parte, el paciente no corre ningún riesgo, y los costos son significativamente más bajos. 

Sus principales beneficios son que el paciente entre la semana 6 a 8 posterior al tratamiento, notará una disminución real de la grasa localizada en la zona de tratamiento y durante todo ese tiempo podrá seguir sus actividades diarias normales, sin presentar incomodidades ni dolor. Finalmente, si el paciente mantiene una dieta equilibrada, el resultado será permanente en el tiempo.

“Luego de la evaluación y medición previa al tratamiento, el paciente ya está listo para comenzar. Se posiciona dependiendo de la zona a realizar y se ubican el o los cabezales y se comienza con el tratamiento, el cual tiene una duración de 70 minutos, independiente si es una o dos zonas, ya que a diferencia de otra criolipólisis, Cooltech permite trabajar simultáneamente dos áreas. Al finalizar, se retira el cabezal y se hace un masaje en la zona. El paciente puede retomar todas sus actividades sin restricción”, señala Alejandra Balieiro.

Contraindicaciones

 -Pacientes sin tratamiento que tengan enfermedades crónicas 

-Lesiones cutáneas activas, dermatitis o heridas abiertas en la zona a tratar

-Varices, flebitis, tromboflebitis

-Estados febriles

-Procesos infecciosos agudos

-Alteración de la coagulación

-Estado de embarazo o lactancia

-Pacientes con intolerancias al frío local 

-Hernias en zona a tratar

-Pacientes post quirúrgicos o cirugias recientes en el área a tratar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *