Las voluptuosas han sido dejadas de lado por la industria

El mercado no ha considerado, históricamente, a las mujeres de tallas grandes, las que tienen especial dificultad en encontrar ropa interior que por un lado les sirva y, por otro, tengan diseños atractivos.

Full Figure trae  a Chile diferentes marcas europeas que llevan la delantera en lo que a tecnología y comodidad se refiere.

Fue el desenlace de la Primera Guerra Mundial lo que desterró definitivamente al corsé, precursor del sostén, cuando el gobierno de los Estados Unidos le pidió a todas las norteamericanas que los entregaran con el fin de convertir las varillas metálicas de su interior en material bélico. Pero no fue hasta 1928 que Ida Rosenthal, inmigrante rusa de alta sociedad, tuvo la idea de considerar, en el diseño de la prenda, las tallas de espalda y el tamaño de las copas. Y aunque en los años sesenta las mujeres lo repudiaron y quemaron en manifestaciones públicas para demostrar su descontento frente al machismo, el sostén es considerado una pieza clave en el guardarropa de cualquier mujer, independiente de la edad, condición social, estilo o tipo de cuerpo que tenga.

Eso sí, las voluptuosas son las que más problemas han tenido, históricamente, en encontrar lo que necesitan. “De alguna forma han sido dejadas de lado por una industria, la de la moda, que se ha enfocado en las mujeres flacas, de pasarela, que usan sostenes como un adorno, pero no como una pieza de real utilidad. Es por eso que en mercados como el chileno les cuesta mucho encontrar sostenes que cumplan con: contener, sujetar, que sean cómodos y de buen calce, y que además sean bonitos y de buena relación precio-calidad”, explica Roberto Cruz, representante de Full Figure, nueva tienda que traerá distintas marcas especializadas en tallas grandes. Y agrega: “Esas chilenas han tenido que conformarse con las pocas alternativas que hay en el país o con lo que venden afuera. Pero eso está cambiando, marcas europeas, que llevan décadas trabajando en estas tallas, ya entraron al retail local con apuestas en telas de alta calidad, tecnología de punta y una experiencia sensorial que hasta ahora no se conocía aquí”.

Una encuesta desarrollada por Full Figure señala que los principales inconvenientes que tienen en el día a día las mujeres de busto grande, en relación a su ropa interior, son:

  1. Los sostenes normales aprietan, dañan y dejan marcas.
  2. No sujetan al momento de hacer deporte, correr para subirse a una micro, ni subir o bajar escaleras a cierta velocidad.
  3. Las copas están siempre desbordadas porque no están a la venta las tallas que se necesitan.
  4. Son escasos, caros y poco atractivos.
  5. Como no existen tallas grandes que efectivamente contengan, con lo que se pongan se ven llamativas y sexy, siendo que no siempre quieren que sea así.

Varias encuestadas respondieron además que, de una forma u otra, la talla de su sostén termina siendo tema de conversación, ya sea con gente conocida o que jamás han visto. “Esto demuestra que es algo relevante, que estas mujeres necesitan sentirse escuchadas y que no es algo trivial para las que deben vivir con esto diariamente. A esto se le suma el que sufren de dolores de espalda, de cintura y de cuello, todos posibles de mantener controlados si es que se usa un sostén adecuado y de alta tecnología ”, detalla Roberto Cruz de Full Figure.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *